viernes, 30 de diciembre de 2016

2016: the year of realizing stuff.

FUE COMO EL REVERENDO PICO. 

Ya, ahora sí. 

Soy pésima con las resoluciones, y como este fue un año tan malo, para muchos, se me hace aún más difícil escribir esto sin vomitar garabatos y maldiciones. 

Si bien, soy una persona naturalmente pesimista, me centro en lo malo y sufro y blablabla, haré un esfuerzo y plasmaré lo bueno que tuve este año.