miércoles, 8 de marzo de 2017

Personal: el síndrome Carrie Bradshaw.


Y esto no es bueno, el nombre engloba estupidez y baja autoestima. Uso a Carrie Bradshaw como niña símbolo, niña símbolo de los problemas del corazón, de las relaciones malas, del ir y venir. Lo peor, es que estoy casi segura de que sufro de este síndrome, o sea, tengo a mi propio Mr Big.